Escudo Oficina de Prensa


TRIBUNAL DE CUENTAS
OFICINA DE PRENSA

El Tribunal de Cuentas aprueba el Informe de fiscalización relativa al seguimiento de las actividades realizadas por la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social en relación con las actuaciones y cumplimiento de la normativa en vigor por la Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social en el proceso de segregación de los servicios de prevención ajenos

16/11/20

Fiscalización realizada a iniciativa de las Cortes Generales

EL TRIBUNAL DE CUENTAS APRUEBA EL INFORME DE LA FISCALIZACIÓN RELATIVA AL SEGUIMIENTO DE LAS ACTIVIDADES REALIZADAS POR LA DIRECCIÓN GENERAL DE ORDENACIÓN DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN RELACIÓN CON LAS ACTUACIONES Y CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA EN VIGOR POR LAS MUTUAS COLABORADORAS CON LA SEGURIDAD SOCIAL EN EL PROCESO DE SEGREGACIÓN DE LOS SERVICIOS DE PREVENCIÓN AJENOS

Madrid, 16 de noviembre de 2020.- Este Informe, aprobado por el Pleno del Tribunal de Cuentas, ha tenido como objetivos analizar: la corrección de las incidencias puestas de manifiesto en las conclusiones formuladas por la Intervención General de la Seguridad Social (IGSS) en los informes sobre el proceso de segregación de los medios atribuidos a la sociedad de prevención creada por cada Mutua, o en otros informes emitidos con anterioridad a la venta; el cumplimiento de los requisitos establecidos en la normativa sobre el proceso de valoración, autorización y venta de la participación que las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social (MCSS) poseían en sus sociedades de prevención; el importe final percibido por el patrimonio histórico de las MCSS; así como el cumplimiento de las recomendaciones efectuadas por el Tribunal de Cuentas en el Informe de fiscalización del inmovilizado no financiero de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social, con especial referencia al proceso de segregación de los servicios de prevención ajenos.

El Informe recoge, entre otras, las siguientes conclusiones:

  • En relación con el proceso de segregación de los servicios de prevención ajenos, la venta de las Sociedades de Prevención (SSPP) y al análisis de la normativa aplicable

El Informe señala que la DGOSS, como órgano de dirección y tutela de las mutuas, no ejerció adecuadamente sus competencias en determinados aspectos de este proceso. La fiscalización observa que, debido a las carencias de la regulación del régimen de desinversión previsto en la Ley 35/2014 y en el Reglamento sobre colaboración de las mutuas, la DGOSS se vio obligada a adaptar las instrucciones sobre la materia sin la anticipación suficiente para su cumplimiento por las MCSS, lo que dio lugar en determinadas ocasiones a contradicciones o incoherencias. No instó a las MCSS a que corrigiesen las incidencias cuando se pusieron de manifiesto en los informes de la IGSS sobre la conclusión del proceso de segregación, sino que lo hizo en el momento de la venta de las SSPP.

La insuficiencia de recursos de la DGOSS no permitió en algunos casos analizar exhaustivamente el volumen de documentación que generó el proceso, ni realizar los controles y comprobaciones precisas para garantizar los principios de eficacia y eficiencia.

Para que el precio de venta de las SSPP fuese objetivo y existiese una referencia para que las mutuas pudiesen evaluar las ofertas recibidas, la normativa exigió la presentación de un informe de valoración de las sociedades. No obstante, en la práctica, constituyó una mera formalidad en la medida en que la norma no exigía que el precio final alcanzase dicho informe.

La fijación de una fecha límite para la venta de las SSPP (30 de junio de 2015) produjo una presión añadida al proceso y pudo afectar a la idoneidad de la negociación y al precio final, debilitando la posición negociadora de las MCSS al acercarse la terminación del plazo. En nueve supuestos, aunque la fecha de las resoluciones de autorización de venta fue el 30 de junio de 2015, las fechas de notificación fueron posteriores, concurriendo en consecuencia en causa legal de disolución de acuerdo con la normativa.

  • En relación con el expediente de venta de las sociedades de prevención

El Informe refleja una serie de incidencias respecto del informe externo de valoración de las SSPP que las mutuas debían presentar con carácter previo a su venta. Así, la IGSS manifestó en sus informes que en trece supuestos la valoración no reunía todos los requisitos exigibles a un informe de estas características de acuerdo con las Normas Internacionales de Valoración, aun cuando aceptó las alegaciones de las MCSS, entendiendo cumplido el trámite. Existieron casos en los que para una misma SP se emitieron varios informes con distintas valoraciones, constatándose que las diferencias derivaban de una modificación sustancial de las previsiones futuras de cifra de negocios y gastos de explotación que realizó la propia Dirección de la SP. Se detectó un posible supuesto de causa de incompatibilidad de acuerdo con lo previsto en la Ley de Auditoría de Cuentas, al haber podido existir una relación de colaboración entre la valoradora de cuatro SSPP y la firma de auditoría de las mismas.

Aun cuando la DGOSS, basándose en un informe de la Dirección General de la Administración de la Seguridad Social manifestó que las particularidades relativas a las operaciones de venta, incluido el precio, son aspectos que corresponden al ámbito de autonomía y responsabilidad de la sociedad, el Informe considera que el proceso de desinversión debió ser tutelado por la DGOSS también, con la finalidad de que en la venta de la participación se obtuviese el mejor resultado económico posible, dado que el patrimonio histórico está afecto a los fines de colaboración de las mutuas con la Seguridad Social y sometido a la tutela del Ministerio.

La DGOSS no siempre efectuó un tratamiento homogéneo en la exigencia de los requisitos para la autorización de venta de las SSPP.

  • En relación con la venta propiamente dicha de las SSPP:

En el Informe se recoge que seis SSPP fueron adquiridas por directivos/trabajadores de la propia sociedad de prevención, trabajadores de la mutua, empresas mutualistas o entidades vinculadas al patrimonio histórico (PH), sin que la DGOSS hiciera objeción. En el informe de venta de una de ellas, la IGSS consideró que la adquisición no se adecuaba a lo establecido en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Teniendo en cuenta que los informes sobre la valoración de alguna de estas SSPP tomaron como fuente de información las estimaciones proporcionadas por los propios directivos de la sociedad, que los procedimientos de venta carecieron de publicidad y concurrencia, que el precio al que cerraron la venta representaba un porcentaje reducido tanto del patrimonio neto como la cifra de negocios de las SSPP (excepto en un supuesto), así como la opinión de la IGSS contraria a este tipo de operaciones, se considera que la DGOSS debió cuestionarse la oportunidad de estas enajenaciones.

La normativa reguladora del proceso de venta de las SSPP no estableció requisitos mínimos de publicidad y concurrencia; los mismos hubieran contribuido a conseguir un mejor precio en cada operación. En el Informe se efectúa un análisis comparativo del importe final de la operación de venta de las SSPP y del importe del patrimonio neto y la cifra de negocios de estas con el fin de valorar la razonabilidad de aquel, observándose que el importe percibido por el PH de las mutuas ascendió, en promedio, al 102,39 % del patrimonio neto de la SP. Se situaron por debajo de este porcentaje ocho sociedades, cinco de ellas adquiridas por directivos/trabajadores de las SSPP. Y a la misma conclusión se llega analizando el porcentaje medio que representa el importe percibido por el PH de las mutuas sobre la cifra de negocios de las SSPP vendidas, puesto que el promedio es del 27,85 %, situándose por debajo un total siete sociedades, entre las que se encuentran las mismas cinco sociedades adquiridas por personas o entidades vinculadas. Si se diferencia a las SSPP en función del tipo de comprador, se observa como en las vendidas a directivos/trabajadores de la sociedad, trabajadores de la mutua o a entidades vinculadas con el PH de las mutuas, los porcentajes medios descritos anteriormente son muy inferiores (porcentajes medios sobre el patrimonio neto del 59,75 % y sobre la cifra de negocios del 19,04 %) a los de aquellas vendidas a terceros no vinculados (porcentajes medios sobre el patrimonio neto del 129,74 % y sobre la cifra de negocios del 32,25 %), lo que evidencia que en las referidas ventas el precio pagado fue significativamente inferior en términos relativos.

Considerando la situación económico-financiera del PH de las mutuas en el momento previo a la venta de las SSPP, el Informe concluye que aquellas entidades cuyo PH tenía una situación financiera delicada derivada de sus deudas con el patrimonio de la Seguridad Social, fueron proactivas en la búsqueda de la mejor oferta de compra y aquellas mutuas que vendieron sus SSPP a directivos/trabajadores de la SP, trabajadores de la mutua, empresas mutualistas o entidades vinculadas al PH, que contaban con una situación financiera saneada, no efectuaron publicidad ni analizaron otra oferta distinta de la que resultó adjudicataria, o aprobaron un precio cerrado equivalente al de la tasación. 

  • En relación con los hechos posteriores a la venta de las sociedades de prevención

Una vez producida la venta de las SSPP, la DGOSS no efectuó actuaciones para verificar el cumplimiento del clausulado de las resoluciones de autorización de venta de las SSPP ni tuvo conocimiento de hechos posteriores a las citadas transmisiones que afectaron a las condiciones inicialmente pactadas.

En el Informe se reflejan incidencias en relación con la confusión en la identificación de las SSPP con las MCSS de las que proceden, lo que incumple la obligación de modificar su denominación social en los términos previstos en la normativa en seis mutuas (tres a la fecha de redacción de este informe).

Así mismo, se ponen de manifiesto incumplimientos en la prohibición de vinculación establecida en la resolución de autorización de venta de una sociedad y la realización de segundas ventas de dos Sociedades, que en el caso de una de ellas. La venta se produjo a un precio cuatro veces superior al percibido por el patrimonio histórico en la primera venta en el transcurso de menos de un año. 

  • En relación con la recaudación de deudas de SSPP con el patrimonio de la Seguridad Social

El Informe indica que la DGOSS únicamente envió sucesivos escritos a las MCSS recordatorios de su obligación de reintegro de las deudas que las SSPP generaron con el patrimonio de la Seguridad Social, sin comunicar este hecho a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), que no pudo arbitrar medidas administrativas o judiciales encaminada a su cobro. Los reintegros de deudas se realizaron por el importe principal sin exigencia de intereses de demora, excepto para aquellos efectuados desde la aprobación del Real Decreto 1622/2011.

La ausencia de participación de la TGSS en el proceso de recuperación de estas deudas ha supuesto pérdida de efectividad en su recaudación (retrasos en los reintegros e inaplicación de los instrumentos a su disposición para hacer cumplir de la manera más efectiva las obligaciones de los deudores). Algunas de estas deudas se liquidaron con retrasos significativos, que en algunos casos llegaron a ser de ocho años.

La inexistencia de procedimientos de recaudación abiertos por la TGSS sobre las deudas de las SSPP con el patrimonio de la Seguridad Social, debido al desconocimiento de las mismas, posibilitó el acceso indebido de aquellas a la contratación pública y a subvenciones públicas y a la obtención de bonificaciones y reducciones en las cuotas de la Seguridad Social en periodos en los que no se hallaban al corriente de sus obligaciones con la Seguridad Social. Los únicos casos en los que la TGSS tuvo conocimiento de la existencia de estas deudas fue a través de dos solicitudes de aplazamiento y fraccionamiento de las mutuas para el pago de las deudas de sus respectivas SSPP.

 

  • En relación con el seguimiento de las recomendaciones efectuadas en el Informe de fiscalización del inmovilizado no financiero de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social, con especial referencia al proceso de segregación de los servicios de prevención ajenos, la presente fiscalización observa que la regularización de las incidencias fue canalizada por la DGOSS a través del expediente de venta de las SSPP, de manera que, desde la aprobación del Informe de fiscalización hasta que se produjo la venta de la participación de las sociedades de prevención, no se efectuaron actuaciones para el cumplimiento de las recomendaciones reflejadas en aquel.

Tras los resultados de la fiscalización, el Informe formula dos recomendaciones a la DGOSS:

  • Efectuar un seguimiento de las resoluciones de autorización de venta de las sociedades de prevención y del clausulado de los contratos de compraventa para verificar que se ha dado estricto cumplimiento a sus estipulaciones, adoptando, en su caso, las medidas oportunas.
  • En relación con las SSPP vendidas a directivos/trabajadores de las mismas o de la mutua, empresas mutualistas o entidades vinculadas, debería efectuarse un especial seguimiento para garantizar que no exista confusión de medios entre las mutuas y las sociedades de prevención que pudiera dar lugar a la utilización por estas de recursos del Sistema de la Seguridad Social.

El contenido del presente Informe (nº 1.396) puede ser consultado en la página web del Tribunal de Cuentas (www.tcu.es).

Más información:
Marisol Gálvez
Directora de Comunicación
T. 91 592 09 95 / M. 649 275 686
marisol.galvez@tcu.es


LISTADO DE CATEGORIAS

Nota de Prensa

LISTADO DE TEMAS

Seguridad Social