Escudo Oficina de Prensa


TRIBUNAL DE CUENTAS
OFICINA DE PRENSA

APROBADO EL INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO LOCAL, EJERCICIO 2013

3/07/15

Fiscalización realizada por el Tribunal de Cuentas a partir de las cuentas generales rendidas a través de la Plataforma de Rendición de Cuentas de las Entidades Locales

EL TRIBUNAL DE CUENTAS APRUEBA EL INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO LOCAL, EJERCICIO 2013

 

  • El porcentaje de rendición de las cuentas de las entidades locales en 2013 fue, exceptuando los consorcios, del 81%. Esta cifra supone una mejora en relación con ejercicios anteriores, ya que en 2012 el nivel de rendición alcanzado fue del 70% y en 2011 del 53%

Madrid, 2 de julio de 2015.- El Pleno del Tribunal de Cuentas ha aprobado el “Informe de fiscalización del Sector Público Local, ejercicio 2013aprobado por el Pleno del Tribunal de Cuentas, Esta fiscalización se lleva a cabo anualmente, con carácter recurrente, a partir de la información de las cuentas generales rendidas por las entidades locales del territorio nacional a través de la Plataforma de Rendición de Cuentas (www.rendiciondecuentas.es), gestionada por el propio Tribunal y la gran mayoría de los Órganos de Control Externo de las Comunidades Autónomas (OCEX).

Como ya se hiciera en relación con el ejercicio 2012, en esta fiscalización de 2013 se ha llevado a cabo un análisis específico de las cuentas anuales de las empresas municipales. Este examen se considera especialmente relevante, tanto por lo que representa en sí mismo, como por lo que ello implica en el marco de la política global de reestructuración del sector público y de reducción del gasto público en el contexto de la crisis económico-financiera.

En 2013 el Sector Público Local se encontraba integrado por 13.694 entidades, constituyendo la estructura fundamental los ayuntamientos (8.116, lo que representaba el 59% del total de las entidades locales). El 84% de aquellos tenía una población inferior a 5.001 habitantes y representaba el 13% de la población total y, únicamente, el 2% tenía una población superior a 50.000 habitantes, representando el 52% de la población. Se configura así un Sector Público Local con un elevado número de entidades locales, en gran mayoría de baja población, concentrándose la mayor parte de los habitantes en un reducido número de municipios.

El Sector Público Local se mantuvo en 2013 con una estructura similar a ejercicios anteriores, sin que las variaciones anuales que se han ido registrando en el número de entidades locales alcancen porcentajes de representatividad significativos, existiendo un número muy elevado de municipios de muy pequeña población y de Entidades de Ámbito Territorial Inferior al Municipio (EATIM). Como en ejercicios anteriores, existían mancomunidades, consorcios y EATIM que manifestaron expresamente no tener actividad o respecto de los que dicha circunstancia resultó de sus cuentas, no encontrándose justificado el mantenimiento de entidades que no estén prestando servicios ni tengan actividad.

En 2013 se registró un porcentaje similar al del ejercicio anterior en la rendición en plazo de las cuentas de las entidades locales (64% de las entidades locales). La característica más importante en la rendición este ejercicio fue el considerable aumento de la rendición en plazo de las EATIM, que fue del 58% frente al 33% del 2012. A ello ha contribuido muy significativamente la modificación introducida por la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL), que condicionaba la subsistencia de las EATIM a la presentación de sus cuentas antes del 31 de diciembre de 2014 ante los organismos correspondientes del Estado y de la Comunidad Autónoma respectiva para no incurrir en causa de disolución

El porcentaje de rendición de las cuentas de 2013 de las entidades locales a 31 de diciembre de 2014, fue del 81%, exceptuando los consorcios. Esta cifra supone una sustancial mejora en relación con ejercicios anteriores, ya que en 2012, a esa misma  fecha, el nivel de rendición alcanzado era del 70% y en 2011 del 53%. No obstante, el 21% de los ayuntamientos con población superior a 10.000 habitantes y el 26% de los ayuntamientos con población superior a 100.000 habitantes no habían rendido la cuenta del ejercicio 2013 dos meses y medio después del plazo legalmente establecido, habiéndose impulsado desde el Tribunal de Cuentas un plan de actuaciones para promover la rendición.

La modificación de la Ley de economía sostenible, estableciendo que en el supuesto de que las entidades locales incumplan la obligación de rendir al Tribunal de Cuentas la cuenta general debidamente aprobada, se podrá retener el importe de las entregas a cuenta y, en su caso, los anticipos y liquidaciones definitivas de la participación en los tributos del Estado que les corresponda hasta que se considere cumplida tal obligación de remisión, refuerza la importancia de la rendición de cuentas de las entidades locales, y su aplicación efectiva contribuirá de manera eficaz al cumplimiento de esta obligación. A estos efectos, el Tribunal de Cuentas mantiene actualizado al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre los ayuntamientos, diputaciones provinciales, cabildos y consejos insulares que no cumplen con la obligación de rendir la cuenta general del ejercicio 2013.

Las entidades locales siguieron utilizando, de manera generalizada durante 2013, la prórroga presupuestaria, con independencia del tipo o tamaño de la entidad. El 78% de las entidades que rindieron la cuenta general del ejercicio (excluidos los consorcios) ha gestionado su actividad con presupuestos prorrogados, al menos, durante parte del ejercicio económico.

Los ayuntamientos gestionaron el 78% del total del gasto ejecutado en 2013. La representatividad del gasto del resto de las entidades locales se encontraba muy alejada de la de los ayuntamientos: las diputaciones, cabildos y consejos insulares gestionaron el 17% del gasto local total, las áreas metropolitanas el 2%, los consorcios el 1% y el resto de entidades un 2%.

Las entidades locales destinaron el 62% del gasto total del ejercicio 2013 a gastos de personal (31%) y a gastos en bienes corrientes y prestación de servicios (31%). El gasto en transferencias, tanto corrientes como de capital, representó el 16% del total. El gasto de endeudamiento (tanto por intereses, como por amortización de la deuda) representó el 13%, y el gasto en inversiones (tanto reales como financieras) un 9% del gasto total. El periodo medio de pago de las entidades locales registrado fue de 68 días por término medio, superior en 28 días al plazo de 40 días fijado para el ejercicio 2013 en el artículo 216 del Texto Refundido de la Ley de Contratos de Estado, si bien este indicador resultó bastante dispar atendiendo a los distintos tipos de entidad.

Las áreas a las que más recursos destinaron las entidades locales fueron la de servicios básicos (35% del total) y la de programas de actividades de carácter general (21% del gasto total).

El gasto ejecutado por las entidades locales en 2013 experimentó un estancamiento respecto al ejercicio anterior (disminución de un 1%). La tendencia a la baja en el gasto, consecuencia de la crisis económica y las políticas de contención, que se venía produciendo desde antes de 2010, se ha reducido en este ejercicio. No obstante el estancamiento general en el gasto local, el gasto de la deuda pública en 2013 (para pago de intereses y amortización del capital) fue un 19% superior que en 2012 y un 59% mayor que el de 2011, atendiéndose con ello a lo dispuesto en la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.

Las entidades locales se financiación en el ejercicio 2013, fundamentalmente, mediante transferencias corrientes, 36%, e ingresos tributarios en un 53%. El endeudamiento supuso en 2013 únicamente el 4% de la financiación local. Los ingresos del conjunto de las entidades locales en 2013 disminuyeron un 7% en relación con el ejercicio 2012, situándose en importes más próximos a los de 2011.

El resultado presupuestario del ejercicio 2013 reflejó un saldo positivo de 3.601 millones de euros. Todos los tipos de entidad registraron un resultado positivo agregado, excepto las áreas metropolitanas y las agrupaciones de municipios. El incremento de los ingresos por operaciones corrientes (tanto tributarios como de transferencias) y la caída de los gastos corrientes, junto a la continua disminución de las inversiones, han dado lugar a que el resultado presupuestario del ejercicio 2013 fuera positivo.

En 2013, el 40% de las sociedades mercantiles íntegramente dependientes y las entidades públicas empresariales presentaron resultados negativos en sus cuentas de pérdidas y ganancias, poniendo de manifiesto la existencia de un sector público empresarial local constituido por un elevado número de sociedades con pérdidas. Como término medio, un 16% de las cuentas remitidas al Tribunal de Cuentas se encontraban en una situación de desequilibrio patrimonial, al tener el patrimonio neto por debajo de la mitad de la cifra de capital social y, consecuentemente, podrían hallarse en posible causa de disolución. Las sociedades pequeñas se encontraban por encima de dicha media, con un 22% de las mismas en la referida situación.

Las entidades locales incumplieron mayoritariamente la obligación de remitir al Tribunal de Cuentas, a iniciativa propia, las relaciones certificadas de contratos, o, en su caso, las respectivas certificaciones negativas.

Entre las recomendaciones del Informe, en su mayoría reiteradas en informes y mociones anteriores y contenidas en resoluciones de la Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas, se recogen las siguientes:

  1. Deberían homogeneizarse, en la normativa estatal y autonómica, los plazos de rendición de las cuentas de las entidades locales en todo el territorio nacional. Habrían, asimismo, de regularse plazos de tramitación y rendición de las cuentas generales de las entidades locales más breves, de forma que sea posible aproximar la rendición de cuentas a la gestión a la que hacen referencia, con criterios de transparencia y oportunidad.
  2. Se insiste en la conveniencia de promover las reformas legales para que la rendición de cuentas sea considerada requisito indispensable para el acceso, por parte de las entidades locales, a los procedimientos de concesión de ayudas y subvenciones públicas.
  3. Se reitera la recomendación de revisar la normativa actual en relación al procedimiento de rendición de la cuenta general de las entidades locales en el caso de no ser aprobadas por el Pleno municipal u órgano de representación equivalente, lo cual origina el incumplimiento de la obligación legal de rendición ante el Tribunal.
  4. Debe fomentarse la adopción de medidas para el impulso en el cumplimiento de la obligación de las entidades locales de rendir cuentas y el envío regular de las relaciones de contratos al Tribunal de Cuentas.
  5. Han de establecerse medidas que hagan que el presupuesto de las entidades locales sea un instrumento adecuado de gestión, planificación y toma de decisiones, así como adoptarse medidas estructurales que permitan garantizar la solvencia financiera de las entidades locales.
  6. Deben reforzarse los mecanismos y procedimientos para la reestructuración y la reorganización del sector público local, en particular, para la disolución de entidades que no ejerzan actividad. Asimismo, la creación y permanencia de las entidades dependientes debería responder a razones de eficiencia, racionalidad y sostenibilidad financiera.

El contenido de este Informe puede ser consultado en la página web del Tribunal de Cuentas (www.tcu.es).

Más información

Marisol Gálvez

Directora de Comunicación

T. 91 592 09 95 / M. 649 275 686 / marisol.galvez@tcu.es


LISTADO DE CATEGORIAS

Nota de Prensa

LISTADO DE TEMAS