De izq. a dcha. Ernesto Cunha, Vítor Caldeira, Ramón Álvarez de Miranda y Felipe García Ortiz, Vicepresidente y Presidente del Tribunal de Contas y Presidentes del Tribunal de Cuentas y de la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas.

Abril 2018


ENCUENTRO ENTRE LOS TRIBUNALES DE ESPAÑA Y DE PORTUGAL

Con el objetivo compartir experiencias y analizar los retos que las nuevas demandas sociales plantean a las instituciones de control externo, el Tribunal de Cuentas de España y el Tribunal de Contas de Portugal celebraron, el pasado mes de abril, el cuarto encuentro bilateral entre ambas instituciones.

Durante las jornadas, los participantes -máximos responsables de ambos Tribunales- debatieron sobre distintos aspectos relacionados con la fiscalización del sector público y con la función jurisdiccional para la exigencia de responsabilidades por los perjuicios causados a los fondos públicos, que ejercen ambas Instituciones de Control Externo.

Entre los puntos objeto de debate de la primera sesión se encontraba la conexión entre la actividad fiscalizadora y la exigencia de responsabilidad contable, los retos y las perspectivas futuras de la fiscalización, fundamentalmente en las áreas de sostenibilidad ambiental y buen gobierno del sector público. Los ponentes también hicieron hincapié en el valor de los informes de fiscalización como medios de prueba en los procedimientos jurisdiccionales, dada su consideración como una de las fuentes principales del proceso contable.

Posteriormente, se analizaron potenciales áreas de cooperación conjunta en el ámbito de la fiscalización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, en aras de una posible colaboración entre ambas Instituciones, en materias de interés común, tales como la gestión del agua o la desertificación en la Península Ibérica. De esta sesión cabe también destacar cómo en las intervenciones se debatió no sólo sobre los posibles temas que podrían ser objeto de auditorías conjuntas, sino también sobre el alcance de las mismas.

En este sentido, se suscitó la posibilidad de analizar si las Administraciones portuguesa y española han diseñado sus respectivos programas gubernamentales para la implementación de dichos ODS de la Agenda 2030 de la ONU, a través de una auditoría operativa que examine la economía, eficiencia y eficacia de tales programas; así como la evaluación sobre el grado de preparación que tienen los sistemas nacionales puestos en marcha para informar sobre los progresos en el cumplimiento de tales objetivos.

Respecto al ejercicio de la función jurisdiccional por los Tribunales de Cuentas, en el Encuentro se debatieron temas como las Actuaciones Previas a la exigencia de responsabilidad contable y las medidas cautelares; la legitimación activa y pasiva y la responsabilidad de las personas jurídicas; la diligencia exigible en la gestión de los fondos públicos; y, en general, sobre las Entidades Fiscalizadoras Superiores con funciones jurisdiccionales. En este sentido, cabe destacar la mención realizada a la Acción Pública como instrumento de participación ciudadana en la Administración de Justicia.

Declaración de Trujillo

Al final del Encuentro, y como resultado del trabajo desarrollado durante esta reunión, las instituciones de control externo española y portuguesa proclamaron la denominada Declaración de Trujillo, documento que supone un impulso en su cooperación bilateral de acuerdo con una serie de líneas de actuación. Entre ellas, la creación de un grupo de trabajo, antes de finales de 2018, que identifique las potenciales áreas de cooperación y proponga, en su caso, actuaciones de control. En concreto, la Declaración se refiere a la realización de auditorías coordinadas en el ámbito de los ODS de las Naciones Unidas, para abordar las dificultades, problemas e insuficiencias detectadas en materia de desarrollo sostenible. En este punto, el compromiso de las Instituciones es la creación de este grupo antes de que finalice 2018, así como que las posibles acciones de control que de él se deriven se recogerán en los programas de actuación de ambos Tribunales de Cuentas.