Abril 2018


BALANCE DE LA ACTIVIDAD DE LA SECCIÓN DE FISCALIZACIÓN EN 2017

Durante el pasado ejercicio, de los 61 informes aprobados por el Pleno, un 67,21% de los mismos correspondían a los dos últimos años (2015-2016). Este porcentaje supone un avance respecto a los años 2015 y 2016 de un 50% y un 38,70 %, respectivamente.

El avance registrado en el acortamiento de las fiscalizaciones es resultado del proyecto global de mejora de procedimientos que el Tribunal viene acometiendo, fundamentalmente, a través de la innovación tecnológica, con el objetivo de impulsar la eficacia y eficiencia de la actividad fiscalizadora sobre el sector público.

En este contexto de modernización, cabe destacar que, el pasado mes de marzo, el Tribunal de Cuentas -tras la aprobación de una Instrucción por parte del Pleno- puso en marcha una Plataforma para que los partidos políticos, las fundaciones y demás entidades vinculadas o dependientes de ellos, rindieran sus cuentas al Tribunal en formato electrónico y por medios telemáticos.

Este modelo de rendición a través de una Plataforma telemática no es una novedad en la Institución -es un sistema ya implantado desde hace varios años para otros subsectores, como el local-, pero la incorporación de partidos políticos supone un avance en el proceso de incorporación de los medios informáticos y telemáticos a la rendición y presentación de cuentas en el que la Institución viene trabajando.

Por otra parte, en 2017, además de 61 informes de fiscalización y de la Memoria Anual del Tribunal de Cuentas del año 2016, el Pleno del Tribunal aprobó dos Mociones a las Cortes Generales, documentos cuyo objeto es formular propuestas que lleven a la mejora de la gestión económico-financiera del sector público.

Precisamente por su transcendencia, y a partir de los resultados aprobados y trasladados a las Cortes en anteriores Declaraciones relativas a la Cuenta General del Estado, el Tribunal de Cuentas aprobó el pasado mes de diciembre una Moción a las Cortes Generales en la que realizaba una serie de propuestas dirigidas a reducir el plazo legal de rendición de la Cuenta General.

Respecto a la segunda Moción, su contenido se centra en poner de manifiesto la necesidad de establecer un nuevo modelo de régimen contable y de mejora del control interno de determinados órganos constitucionales y de relevancia constitucional –en concreto, el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, el Consejo de Estado y el propio Tribunal de Cuentas-; configurando así un nuevo sistema que dé respuesta a las principales carencias detectadas en el modelo actual de elaboración y rendición de cuentas y de control interno de sus operaciones.