Escudo Oficina de Prensa


TRIBUNAL DE CUENTAS
OFICINA DE PRENSA

APROBADO EL INFORME SOBRE LA GESTIÓN Y CONTROL DE PRESTACIONES FARMACÉUTICAS A CARGO DE ISFAS, EJERCICIO 2015

10/03/17

EL TRIBUNAL DE CUENTAS APRUEBA EL INFORME DE FISCALIZACIÓN SOBRE LA GESTIÓN Y CONTROL DE LAS PRESTACIONES FARMACÉUTICAS A CARGO DEL INSTITUTO SOCIAL DE LAS FUERZAS ARMADAS, EJERCICIO 2015

 

Madrid,10 de marzo de 2017.- El Pleno del Tribunal de Cuentas ha aprobado el “Informe de fiscalización sobre la gestión y control de las prestaciones farmacéuticas a cargo del Instituto Social de las Fuerzas Armadas, ejercicio 2015”. El principal objetivo de esta fiscalización ha sido el análisis, desde la perspectiva de los principios de buena gestión, de los procedimientos implantados por el Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS o Instituto) para la comprobación de la facturación y el pago de las prestaciones farmacéuticas a las oficinas de farmacia, a través de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, y a los hospitales adscritos a las entidades de seguro concertadas, por los medicamentos de dispensación hospitalaria.

En esta fiscalización también se ha realizado un seguimiento del grado de cumplimiento de las recomendaciones formuladas por el Tribunal en otro Informe de Fiscalización aprobado en 2005, en la parte relativa a las prestaciones farmacéuticas; así como de la Resolución, de 29 de septiembre de 2009, de la Comisión Mixta para las relaciones con el Tribunal de Cuentas, que también instaba a tomar medidas en este sentido.

 

Tras la fiscalización, el Tribunal realiza una serie de conclusiones referidas a:

La gestión de las prestaciones farmacéuticas:

  • El Tribunal de Cuentas no ha podido fiscalizar una parte de las recetas de las farmacias militares por importe de 72.923 euros, debido a que el ISFAS destruyó las mismas en cumplimiento de su normativa interna.
  • Aplicando el criterio de la Intervención General de la Administración del Estado, ISFAS no exigió a los centros hospitalarios que tienen la naturaleza de sociedades anónimas, sociedades limitadas o de agrupación de interés económico, la emisión en formato electrónico de las facturas de importe superior a 5.000 euros, actuación que no es coherente con las previsiones de la Ley 25/2013, de impulso de la facturación electrónica y creación del registro contable de facturas en el Sector Público.
  • En las actuaciones realizadas por ISFAS para que la información sobre su colectivo protegido estuviera actualizado se han observado una serie de incidencias, entre otras:

a)     Respecto a los beneficiarios y titulares por derecho derivado, el Instituto solo comprueba que, en la fecha de alta, no sean beneficiarios de otro Régimen de la Seguridad Social, pero no realiza ninguna otra actuación dirigida a verificar el requisito de convivencia con el titular o su nivel de ingresos.

b)     ISFAS no efectuó cruces periódicos entre sus bases de datos y las del INSS, para detectar personas de su colectivo indebidamente afiliadas. Asimismo, en el cruce que realiza de los datos de su colectivo con los facilitados con la Tesorería General de la Seguridad Social, no se obtiene información sobre posibles duplicidades de este colectivo.

 

La facturación y pago de las prestaciones farmacéuticas a las oficinas de farmacia a través de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos:

 

  • Los dos conciertos vigentes en 2015 entre ISFAS y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos no se ajustaban, en su totalidad, a la normativa sobre receta médica y órdenes de dispensación.
  • En el procedimiento de gestión y control de los visados de recetas se han detectado, como más relevantes, las siguientes incidencias:

a)    Las Delegaciones del Instituto no conservan copia del preceptivo informe médico para la obtención del visado de la receta. Esto dificulta la comprobación posterior de que el visado fue autorizado correctamente.

b)    Los controles establecidos por el Instituto respecto a los visados fueron insuficientes. Así, durante la fiscalización se han detectado 1.829 recetas (58% de la muestra analizada), facturadas y visadas, que no figuran grabadas en la aplicación informática, lo que origina un riesgo de que se visen recetas sin la presentación del preceptivo informe médico.

  • En los controles del ISFAS sobre consumos de medicamentos a través de recetas se han detectado las siguientes incidencias:

 a)    En 1.080 casos (el 31,49% de la muestra analizada) se detectaron consumos anuales en exceso sobre las dosis máximas recomendadas en los prospectos de cada medicamento, autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Concretamente, en 409 casos los consumos superaron en un 100% la dosis máxima permitida para un año, y de ellos, 132 casos excedieron en un 200% la dosificación máxima. De estos últimos, ISFAS solo había detectado un 18,40% de los mismos.

b)    En 6 medicamentos, los límites establecidos por el Instituto fueron superiores a las dosis máximas de los mismos indicadas en su prospecto médico, lo que dificulta el control de posibles consumos excesivos. Y en un total de 191 recetas de medicamentos, que contienen sustancias psicotrópicas (el 39,54% de la muestra seleccionada), no figura el número del DNI de la persona a la que se dispensó el medicamento, requisito obligatorio, circunstancia que no fue detectada por ISFAS.

  • En los controles del ISFAS sobre las recetas de las farmacias militares se han detectado, como incidencias más destacadas, las siguientes:

a)    La aplicación informática de gestión de estas recetas no recoge la fecha de dispensación del medicamento, por lo que existe el riesgo de que el precio abonado por ISFAS no sea el que fija el Nomenclátor en la fecha de dispensación, sino el de la fecha de facturación.

b)    La existencia de deficiencias que deberían haber dado lugar a su anulación total, parcial o del margen comercial de las recetas.


La facturación y pago de las prestaciones farmacéuticas por los medicamentos de dispensación hospitalaria:

  • A 31 de diciembre de 2015 figuraban importes pendientes de descontar a las entidades de seguro, para los que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad había establecido unos techos máximos de gasto y de número de envases para todo el Sistema Nacional de Salud. Dichos importes ascienden a 251.241 euros. A 2 de diciembre de 2016 todavía quedaba pendiente de reintegrar un importe de 9.200 euros.
  • ISFAS efectuó pagos por las facturas de medicamentos de dispensación hospitalaria remitidas por hospitales adscritos a las entidades de seguro cuyos precios estaban sobrevalorados en 88.447 euros en el ejercicio 2015, debido a las diferencias entre el “precio de venta al público” y el “precio de venta de laboratorio”. A 2 de diciembre de 2016 el Instituto había reclamado un importe de 67.245 euros.
  • El pago de las prestaciones farmacéuticas descentralizadas se realiza con anterioridad al reconocimiento de la obligación en el presupuesto de gastos y a la ordenación del pago, actuación contraria a lo dispuesto en la Ley General Presupuestaria.


Grado de cumplimiento de las recomendaciones del “Informe de fiscalización del ISFAS, ejercicios 2002-2003” y de la Resolución de la Comisión Mixta:

La recomendación realizada por la Comisión Mixta sobre la implantación de un sistema informático que permita interrelacionar las bases de datos de afiliados y beneficiarios con las aplicaciones informáticas relacionadas con la gestión de expedientes y de control de recetas y pago de otras prestaciones, ha sido cumplida, con la salvedad de que la aplicación informática implantada no ofrece información desglosada de los consumos de recetas realizados por un titular respecto de sus beneficiarios.

En cuanto al cumplimiento de las recomendaciones formuladas por el Tribunal de Cuentas en el citado informe, ISFAS ha cumplido con dos de ellas, no cumpliendo las recomendaciones sobre la mejora en el control del consumo de medicamentos por titular y beneficiario, y la detección de supuestos de utilización indebida de recetas, así como la que hacía referencia al control sobre la información relativa a la facturación mensual de las farmacias civiles.


Sobre transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

ISFAS no ha publicado los conciertos suscritos con el Consejo General del Colegio Oficial de Farmacéuticos y con los Servicios Farmacéuticos de las Fuerzas Armadas, ni los contratos formalizados con las empresas suministradoras de talonarios. Tampoco figura en su página web información sobre el resultado de las actuaciones de control efectuadas sobre el consumo excesivo de medicamentos, ni un acceso electrónico para solicitar información sobre las prestaciones farmacéuticas, a pesar de lo establecido al respecto en la normativa.

Tras la fiscalización, el Tribunal de Cuentas formula una serie de recomendaciones, entre ellas:

  • Contrastar, periódicamente, la base de datos de su colectivo con la Agencia Estatal de Administración Tributaria, para determinar el nivel de ingresos de sus beneficiarios, y con el Instituto Nacional de la Seguridad Social para verificar que no están acogidos a otro Régimen del Sistema de la Seguridad Social.
  • Impulsar la implantación del sistema de receta médica electrónica para poder realizar un mayor control sobre los medios prescriptores de los medicamentos, así como sobre la validez y dispensación de las recetas.
  • Mejorar los controles para la detección y prevención de consumos excesivos de medicamentos, con objeto de lograr un uso racional de los mismos y con el fin de comprobar que en las recetas no se dé ninguna de las circunstancias que constituyen causa de su anulación.

 

El contenido del presente Informe (nº 1.205) puede ser consultado en la página web del Tribunal de Cuentas, www.tcu.es

 

Más información

Marisol Gálvez

Directora de Comunicación

T. 91 592 09 95 / M. 649 275 686

marisol.galvez@tcu.es