Escudo Oficina de Prensa


TRIBUNAL DE CUENTAS
OFICINA DE PRENSA

APROBADO EL INFORME SOBRE LA GESTIÓN Y CONTROL DE LAS PRESTACIONES FARMACÉUTICAS A CARGO DE MUFACE, EJERCICIO 2015

16/10/17

EL TRIBUNAL DE CUENTAS APRUEBA EL INFORME DE FISCALIZACIÓN SOBRE LA GESTIÓN Y CONTROL DE LAS PRESTACIONES FARMACÉUTICAS A CARGO DE LA MUTUALIDAD GENERAL DE FUNCIONARIOS CIVILES DEL ESTADO, EJERCICIO 2015

 

Madrid, 16 de octubre 2017.- El Pleno del Tribunal de Cuentas ha aprobado el “Informe de fiscalización sobre la gestión y control de las prestaciones farmacéuticas a cargo de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado, ejercicio 2015”. Entre los objetivos de esta fiscalización se encuentra el análisis, de los procedimientos implantados por la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE) para comprobar la facturación y el pago de las prestaciones farmacéuticas a las oficinas de farmacia a través de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos (COF), y a los hospitales adscritos a las entidades de seguro concertadas por los medicamentos de dispensación hospitalaria. Asimismo, también ha sido objeto de análisis la adecuación, respecto a la normativa de aplicación y al concierto formalizado entre la Mutualidad y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), de las recetas médicas financiadas por MUFACE.

De los trabajos de fiscalización se han derivado, entre otras, las siguientes conclusiones:

A. En relación con la gestión de las prestaciones farmacéuticas se destaca que, respecto a las actuaciones realizadas durante el ejercicio 2015 por MUFACE para que la información sobre su colectivo protegido estuviera permanentemente actualizada, se han observado, entre otras, las siguientes incidencias:

-      En el colectivo protegido a 31 de diciembre de 2015 constaban 810 beneficiarios mayores de 14 años para los que no existía su identificación, 565 personas que estaban en servicio activo si bien no se estaba efectuando ninguna cotización por ellas y 80 personas fallecidas.

-      En cuanto a los beneficiarios y titulares por derecho derivado, la Mutualidad tan solo comprueba que, en la fecha de alta, aquellos no sean beneficiarios de otro Régimen de la Seguridad Social, sin realizar otras actuaciones dirigidas a comprobar el requisito de convivencia con el titular y su nivel de ingresos.

-      El cruce informático de los datos del colectivo protegido por la Mutualidad con los facilitados por la Tesorería General de la Seguridad Social no facilita información sobre posibles duplicidades, derivadas de hechos como, por ejemplo, figurar en alta con el otro progenitor, estar en situación de desempleo o ser pensionista de viudedad u orfandad.

-      La Mutualidad no efectuó cruces periódicos entre sus bases de datos y las del Instituto Nacional de la Seguridad Social para detectar posibles afiliaciones indebidas.

B. En relación a la facturación y pago de las prestaciones farmacéuticas a las oficinas a través de los colegios oficiales de farmacéuticos:

-      El concierto entre MUFACE y el CGCOF, vigente durante el ejercicio de 2015,  no se adecúa íntegramente a la legislación sobre receta médica y órdenes de dispensación, ya que incluye una graduación de la validez y admisibilidad de los requisitos exigidos en las recetas que no está contemplada en la normativa.

-      Ninguna de las 24.693.852 recetas en soporte papel financiadas por la Mutualidad tenía un formato adaptado a la estructura y composición prevista en el Real Decreto 81/2014, por el que se establecen normas para garantizar la asistencia sanitaria transfronteriza y por el que se modifica el Real Decreto 1718/2010, sobre receta médica y órdenes de dispensación.

-      En los controles de la Mutualidad sobre consumos de medicamentos, a través de recetas se han detectado, entre otras, las siguientes incidencias:

    • Los límites de control de consumo de medicamentos psicotrópicos no tienen en cuenta las dosis máximas recomendadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para cada tipo de medicamentos.
    • Se han detectado 395 consumos de medicamentos no controlados por MUFACE que excedían las dosis máximas recomendadas en los prospectos, de los que 34 de estos consumos excedieron incluso más del 100% de dichas dosis máximas.

C. En relación a la facturación y pago de las prestaciones farmacéuticas a los hospitales adscritos a las entidades de seguro concertadas:

-      En relación con el pago de las prestaciones farmacéuticas descentralizadas los servicios centrales de MUFACE reconocen la obligación por el importe de aquellas, aun cuando no se ha realizado el gasto ni se ha prestado el servicio, lo que supone un incumplimiento de la Ley General Presupuestaria.

-      La aplicación informática SIGMA2, utilizada para la gestión de los expedientes de prestaciones descentralizadas no tiene información relativa a la fecha de dispensación de los medicamentos ni al número de envases, nombre del medicamento y, además, permite registrar cualquier tipo de medicamento, aun cuando no sea de dispensación hospitalaria.

-      Se han abonado facturas duplicadas relativas a 12 expedientes, por importe de 55.998 euros; en las facturas de 170 expedientes no figura desglosado el IVA; y, por último, en algunos expedientes se ha detectado la falta del informe médico preceptivo para la financiación de la medicación o del informe del Área de Farmacia de la Mutualidad, la falta de la orden de dispensación o la ausencia de firma del paciente que recibió la medicación en la orden de dispensación o en la factura.

-      A 31 de diciembre de 2015 y de 2016 figuran importes pendientes de descontar a las entidades de seguro por importe de 899.181 euros, correspondientes a medicamentos para el tratamiento de la hepatitis C abonados por la Mutualidad a los centros hospitalarios concertados, para los que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad había establecido unos techos máximos de gasto y de número de envases para todo el Sistema Nacional de Salud.

-      En los expedientes de los medicamentos para el tratamiento de hepatitis C financiados por la Mutualidad consta el precio abonado por esta, sin que los centros hospitalarios hayan efectuado, con carácter general, la deducción del 7,5% prevista en el Real Decreto-ley 8/2010.

Independientemente de que no conste que los laboratorios hayan deducido el 7,5% a los centros hospitalarios, el importe de la facturación abonada por MUFACE a los centros hospitalarios por los medicamentos para la hepatitis C para los que no se efectuó el citado descuento del 7,5%, ascendió a 8.651.753 euros, por lo que los pagos de esta Mutualidad están sobrevalorados en un importe de 648.881 euros

D. En relación al control de las recetas médicas y sobre la gestión de talonarios por MUFACE:

-      El 99,83% de las recetas facturadas por los COF a la Mutualidad, durante  2015, fueron emitidas en soporte papel. Aunque no supone un incumplimiento de la normativa, ello dificulta un adecuado control de las mismas.

-      Los defectos detectados en las recetas por parte de los cuatro Servicios Provinciales en los que se efectuaron actuaciones fiscalizadoras (Barcelona, Madrid, Sevilla y Valencia) fueron muy escasos (tan sólo alcanzaron un 2,64%) en relación con los detectados por el Tribunal de Cuentas (un 209,38%) sobre una muestra de recetas. Incluso si se tienen en cuenta sólo los defectos con incidencia económica, el porcentaje de los defectos detectados por este Tribunal (11,38%) resulta claramente superior.

-      En el procedimiento de gestión de los visados de recetas se han detectado 76 recetas en las que el informe del asesor médico fue desfavorable y 2.097 recetas del ejercicio 2015 que tenían pendiente dicho informe.

-      En el procedimiento de control de los visados de recetas se han detectado, como más relevantes, las siguientes deficiencias:

    • Los Servicios Centrales elaboran unos listados con las recetas sujetas a visado que no incluyen medicamentos antipsicóticos atípicos, cuyo visado es preceptivo para pacientes mayores de 75 años, ni tampoco los efectos y accesorios, también sujetos a visado.
    • Aun cuando se establece la obligación de revisar el 100% de las recetas sujetas a visado por parte de los Servicios Provinciales, en la práctica éstos revisan únicamente una muestra e, incluso, algunos Servicios Provinciales no efectuaron ninguna revisión.

-      Respecto a la facturación de recetas sujetas a visado se han detectado, entre otras deficiencias, las siguientes:

    • La Mutualidad no tiene establecidos controles para la detección de errores que conllevan la anulación de las recetas.
    • Un total de 5.951 recetas con visado fueron facturadas y pagadas sin comprobar si contaban con informe médico en vigor.
    • Hay 4.761 recetas que no fueron grabadas en la aplicación informática ni fueron revisadas por los Servicios Provinciales, en tanto que 424 recetas no incorporaron el sello de visado, por lo que debieron haber sido anuladas.

-      En la gestión de los talonarios se ha observado que la entidad no planificó adecuadamente las necesidades de suministro de talonarios de recetas y que el modelo de receta no recoge las novedades normativas previstas en el Real Decreto 81/2014, por el que se establecen normas para garantizar la asistencia sanitaria transfronteriza y por el que se modifica el Real Decreto 1718/2010, sobre receta médica y órdenes de dispensación, sin que la Mutualidad haya ejercitado la posibilidad prevista en los pliegos de introducir variaciones en los modelos de recetas.

Por otra parte, la aplicación informática no permite conocer el consumo de talonarios por parte de los mutualistas ni tampoco impide la entrega de aquellos por un número superior al máximo previsto (dos al mes). A 31 de diciembre de 2015, en el 89,83% de los Servicios Provinciales existían descuadres entre el número de talonarios que figuraban en la aplicación informática y las existencias finales comunicadas a los Servicios Centrales.

E. En relación a las cuestiones relativas a las previsiones contenidas en la Ley 19/2013, de transparencia, acceso a  la información pública y buen gobierno

En el análisis realizado sobre la página web de MUFACE se ha detectado que no se encuentran publicados el concierto suscrito con el CGCOF ni los contratos formalizados con las empresas suministradoras de talonarios. Tampoco recoge el organigrama de la Mutualidad ni la identidad de los responsables del órgano con su perfil y trayectoria profesional. Tampoco figura información periódica y actualizada sobre el resultado de las actuaciones de control efectuadas sobre el consumo excesivo de medicamentos. Además, no existe un acceso electrónico para solicitar información sobre las prestaciones farmacéuticas, a pesar de lo establecido en el artículo 17.2 de la citada Ley.

En función de las conclusiones de la fiscalización, el Tribunal de Cuentas formula diversas recomendaciones relativas, entre otras cuestiones: al refuerzo del control mediante contrastes entre las bases de datos, sobre todo en relación a los beneficiarios y titulares; al impulso de la implantación del sistema de receta médica electrónica; a mejorar y ampliar los controles establecidos para la detección y prevención de consumos excesivos de medicamentos; al establecimiento, de forma preceptiva, de la revisión del informe por el asesor médico con carácter previo a la aprobación del visado; y a arbitrar las medidas para recuperar las cantidades abonadas en exceso a los centros hospitalarios por la financiación de los medicamentos de la hepatitis C.

El contenido del presente Informe (nº 1231) puede ser consultado en la página web del Tribunal de Cuentas (www.tcu.es).

Más información:

Marisol Gálvez

Directora de Comunicación

T. 91 592 09 95 / M. 649 275 686

marisol.galvez@tcu.es