Escudo Oficina de Prensa


TRIBUNAL DE CUENTAS
OFICINA DE PRENSA

APROBADO EL INFORME DEL FONDO PARA LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LA EMPRESA (FIEM), EJERCICIO 2015 Y 2016

11/05/18

EL TRIBUNAL DE CUENTAS APRUEBA EL INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL FONDO PARA LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LA EMPRESA (FIEM), EJERCICIOS 2015 Y 2016

 

Madrid, 11 mayo de 2018.- El Pleno del Tribunal de Cuentas aprueba el “Informe de fiscalización del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), ejercicios 2015 y 2016”. Esta fiscalización realizada a iniciativa del Tribunal de Cuentas es de carácter integral (de regularidad, financiera y operativa), afectando la parte relativa a la fiscalización operativa a la revisión de los sistemas y procedimientos de gestión de la entidad. Los objetivos de la fiscalización del FIEM han sido los siguientes: verificar que las cuentas anuales del FIEM de los ejercicios 2015 y 2016 representan adecuadamente la imagen fiel de la situación financiera y patrimonial y de los resultados del ejercicio; comprobar el cumplimiento de la normativa aplicable a la aprobación, ejecución y seguimiento de los apoyos financieros del FIEM a la internacionalización de la empresa española; así como evaluar los sistemas y procedimientos implantados para el desarrollo y control de la actividad del FIEM.

Además, la fiscalización ha analizado el cumplimiento por el FIEM de la normativa sobre igualdad de mujeres y hombres y de transparencia, en todo aquello que pudiera tener relación con el objeto de las actuaciones fiscalizadoras.

Tras la realización de la fiscalización, el Informe recoge, entre otras, las siguientes conclusiones:

En primer lugar, la fiscalización ha observado numerosos incumplimientos del régimen contable aplicable a los fondos carentes de personalidad jurídica. Entre ellos, la práctica contable aplicada por el ICO a los créditos incluidos en Programas de Conversión de Deuda por proyectos de desarrollo que consiste en que, a pesar de no se cumplen todas las condiciones para su baja en cuentas, los considera condonados definitivamente. . Esta práctica ha supuesto que el saldo de las cuentas de activo y de pasivo que afectan a dichos créditos esté indebidamente infravalorado en más de 540 millones de euros al cierre de 2015 y en más de 740 millones en el del 2016.

Asimismo, el Informe señala la incorrecta contabilización de dos operaciones de refinanciación de créditos a Argentina y Cuba en las que el ICO no debería haber revertido, al cierre de 2015 y 2016, el deterioro de los créditos originariamente concedidos a estos países, por importes de 146 y 124 millones de euros, respectivamente, ya que no se cumplió lo establecido para ello en la Resolución de la IGAE aplicable en la materia. En concreto, estas operaciones de refinanciación no supusieron la concesión de nuevos créditos sino que consistieron, principalmente, en el establecimiento de un nuevo calendario de pagos con el aplazamiento de las cuotas de los importes pendientes, sin que se aportaran garantías adicionales.

En lo que se refiere al análisis del cumplimiento de la legalidad la fiscalización destaca que, en líneas generales, la entidad ha cumplido con la normativa, excepto por algunas insuficiencias y deficiencias observadas. En este sentido, cabe señalar, en primer lugar, que la entidad dispone de un Manual de procedimientos que necesita actualizarse y que presenta deficiencias en la definición de las actuaciones a realizar. En segundo lugar, el FIEM no dispone de un plan director o programa de actividades a ejecutar anualmente con el detalle y desarrollo de los objetivos a alcanzar y los medios para conseguirlos.

Por otra parte, el gestor del FIEM no incorpora, entre los criterios a tener en cuenta en la valoración de las operaciones a financiar, el de fomentar la igualdad de mujeres y hombres, especialmente en aquellas operaciones destinadas a los países con graves desigualdades, como los países pobres altamente endeudados o en vías de desarrollo.

El Informe refleja, asimismo, que los responsables del FIEM desconocen la efectiva ejecución de los proyectos de desarrollo que condicionan la condonación de los créditos, titularidad del FIEM, que se encuentran incluidos en programas de conversión de deuda por proyectos de desarrollo, cuyo importe se ha valorado, al cierre de 2015 y 2016, en más de 828 y 949 millones de euros, respectivamente.

En este sentido, el ICO no ha recibido ninguna comunicación sobre el cumplimiento total de las condiciones de los programas de conversión o sobre la inversión de los fondos en los correspondientes proyectos de desarrollo. Esto supone que, respecto a los créditos citados, no se haya acreditado por parte del FIEM el cumplimiento del principio de condicionalidad establecido en la Ley reguladora de la gestión de la deuda externa.

Del análisis de los procedimientos de gestión la fiscalización observó deficiencias en la gestión de la tesorería, de la documentación y del seguimiento financiero y contable de los préstamos. Así, la entidad no ha llevado a cabo actuaciones dirigidas a optimizar la gestión de los cuantiosos y crecientes saldos de los recursos no comprometidos depositados en el Banco de España, que al cierre de 2016 ascendió a 737 millones de euros, y no producen ninguna rentabilidad. Además, destaca que la aplicación informática de gestión contable y financiera de los préstamos presenta deficiencias al tener que realizarse periódicamente ajustes, comprobaciones y validaciones manuales.

Tras los resultados de la fiscalización, el Informe formula una serie de recomendaciones dirigidas a que el FIEM perfeccione algunos de sus procedimientos de contabilización, gestión y control, con objeto de evitar la repetición de los incumplimientos y deficiencias detectados en esta fiscalización.

El contenido del presente Informe (nº 1.277) puede ser consultado en la página web del Tribunal de Cuentas (www.tcu.es).

 

Más información:

Marisol Gálvez

Directora de Comunicación

T. 91 592 09 95 / M. 649 275 686

marisol.galvez@tcu.es