Escudo Oficina de Prensa


TRIBUNAL DE CUENTAS
OFICINA DE PRENSA

APROBADO EL INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL CUMPLIMIENTO DE LAS RECOMENDACIONES REALIZADAS POR EL TRIBUNAL DE CUENTAS EN EL ANTERIOR INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL AYUNTAMIENTO DE CASTRO URDIALES

8/01/18

EL TRIBUNAL DE CUENTAS APRUEBA EL INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL CUMPLIMIENTO DE LAS RECOMENDACIONES REALIZADAS POR EL TRIBUNAL DE CUENTAS EN EL ANTERIOR INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL AYUNTAMIENTO DE CASTRO URDIALES

 

Madrid, 8 de enero de 2018.- El Pleno del Tribunal de Cuentas ha aprobado el “Informe de fiscalización del cumplimiento de las recomendaciones realizadas por el Tribunal de Cuentas en el Informe de fiscalización del Ayuntamiento de Castro Urdiales”. Esta fiscalización es de cumplimiento y operativa en cuanto que las recomendaciones cuyo seguimiento se realiza se refieren a aspectos relacionados con la legalidad y la mejora de los procedimientos de gestión de la Entidad.

La fiscalización tiene como objetivos específicos: analizar el grado de cumplimiento de las recomendaciones realizadas por el Tribunal de Cuentas en su Informe de Fiscalización relativo al Ayuntamiento de Castro Urdiales, ejercicios 2004 y 2005; verificar y evaluar, desde la perspectiva de los principios de buena gestión financiera, las modificaciones introducidas en los sistemas y procedimientos de control interno y de gestión económico-financiera aplicados por el Ayuntamiento con el fin de dar cumplimiento a dichas recomendaciones; así como examinar la observancia de la normativa aplicable a la actividad realizada por la Entidad en las áreas objeto de recomendación.

La fiscalización se refiere a la situación de dicho Ayuntamiento al momento de finalización de las actuaciones fiscalizadoras, junio de 2017, aun cuando, para el mejor cumplimiento de los objetivos de la misma, ha sido preciso retrotraerse hasta la fecha de aprobación por el Pleno del Tribunal de Cuentas del Informe de fiscalización del Ayuntamiento de Castro-Urdiales, ejercicios 2004 y 2005, lo que tuvo lugar en febrero de 2009, ofreciéndose información en este Informe sobre el periodo intermedio 2009-2017.

De las cuatro recomendaciones formuladas, una se puede considerar cumplida, y las otras tres lo fueron de forma parcial y en distinto grado. De esta forma, en el apartado de conclusiones del Informe se exponen, entre otras, las siguientes:

En relación con la segregación de funciones:

La Recomendación 2ª del Informe de Fiscalización del Ayuntamiento, ejercicios 2004-2005, ha resultado cumplida, en la medida en que se ha realizado una adecuada segregación de funciones de forma que no concurran competencias, de gestión y control, en el mismo responsable.

En relación con la estructura organizativa, los medios personales y el establecimiento de procedimientos de funcionamiento de la Entidad:

Se considera parcialmente cumplida la Recomendación 1ª del Informe de Fiscalización de la Entidad, relativa a la necesidad de dotar a la misma de una adecuada estructura organizativa que defina las competencias, funciones y procedimientos que garanticen su adecuado funcionamiento, así como de aprobar un Reglamento orgánico que contenga tales determinaciones y los circuitos de relaciones entre los departamentos o un organigrama que lo sustituya.

Así, el Ayuntamiento contaba a la fecha de desarrollo de la presente fiscalización con un documento que contenía las diferentes áreas de gestión y el personal asignado a cada una de ellas, aun cuando todavía no se había aprobado un reglamento orgánico municipal comprensivo de su estructura administrativa-funcional ni un organigrama que hiciera sus funciones. La Entidad también disponía de una valoración de los puestos incluidos en la relación de puestos de trabajo que definía las funciones y competencias de los mismos, complementando de este modo el contenido de esta última. Además se ha regularizado la situación del personal a su servicio, habiéndose dado adecuada cobertura a puestos que estaban vacantes tales como los de Viceinterventor, titular de la Asesoría Jurídica, jefe de Disciplina Urbanística, Recaudador y Tesorero. Por otra parte, la normativa dictada por el Ayuntamiento en relación con el personal funcionario ha sido adaptada al Texto Refundido del Estatuto Básico del Empleado Público.

En cuanto al establecimiento de procedimientos, cabe indicar que, aunque el Ayuntamiento no los tiene formalizados propiamente como manuales de procedimiento, cuenta con instrumentos -esencialmente, los manuales de utilización de las aplicaciones informáticas de que dispone la Entidad- en los que se definen las tareas y fases procedimentales propias de las distintas áreas de gestión.

En relación con la implantación de desarrollos informáticos:

La Recomendación 3ª, referida a la precisa dotación por la Entidad de aplicaciones informáticas que permitan un tratamiento adecuado de la información, debidamente coordinadas y con mecanismos de control de vencimiento de plazos, se considera, asimismo, parcialmente cumplida.

En efecto, el Ayuntamiento se ha dotado de aplicaciones informáticas específicas para el tratamiento de la información de las áreas de gestión de tesorería, personal, recaudación, rentas y patrimonio. En relación con las áreas de urbanismo, contratación y gastos, no cuenta con aplicaciones específicas, aun cuando dispone de una aplicación común de gestión y archivo para todas las áreas de actuación, que facilita la formación de expedientes y la identificación de los documentos procedentes de los distintos departamentos, si bien esta no cubre de forma suficiente las necesidades específicas de dichas áreas.

Se han producido también mejoras en cuanto a la cumplimentación de campos obligatorios de los expedientes y a la realización de conciliaciones entre los mismos, aun cuando estas no están sistematizadas ni totalmente automatizadas.

En relación con las áreas de gestión particularmente afectadas por las debilidades del control interno:

La fiscalización observa una evolución en las áreas de gestión cuyas deficiencias resultaron en buena medida de debilidades en el control interno -aprobación y ejecución de los presupuestos, rendición de cuentas anuales, gestión recaudatoria y contratación‑, aun cuando continúan precisando de mejoras. De esta forma:

-   En el periodo 2009-2017, la Entidad seguía careciendo de una planificación que derivara en la aprobación de un presupuesto en los plazos legalmente establecidos, habiéndose aprobado solo los de los ejercicios 2009, 2012 y 2014, además con un retraso medio de 206 días. También persistieron los retrasos en el cumplimiento de la obligación de rendición de las cuentas generales al Tribunal de Cuentas, habiéndose rendido las de los años 2009 a 2015, con un retraso medio de 164 días.

-        En el área de gestión recaudatoria se han experimentado mejoras al contar con manuales de las aplicaciones informáticas que contienen los procedimientos relacionados con los ingresos, habiéndose perfeccionado la coordinación entre los departamentos encargados de dicha gestión. No obstante, se producen aún retrasos en la realización de liquidaciones y se mantienen saldos elevados de derechos pendientes de cobro que, si bien son objeto de depuraciones anuales y de la correspondiente dotación por deterioro, todavía resultan insuficientes; además, tales depuraciones se llevan a cabo de forma manual, con los errores y omisiones que ello puede conllevar.

-        En relación con la contratación se han observado progresos derivados de la utilización, desde 2006, de la referida aplicación común de gestión y archivo de expedientes, mejorándose con ello el cumplimiento de la obligación de remisión al Tribunal de Cuentas de las relaciones de contratos, aun cuando todavía persisten algunas omisiones en las mismas. Se ha avanzado también en la formación de expedientes completos respecto de los contratos de obras, sin embargo, aún se mantienen incidencias en cuanto a algunos contratos de gestión de servicio público y a los contratos menores. Además, se han celebrado convenios cuyas prestaciones constituyeron objetos típicos de los contratos administrativos, por lo que la Entidad debería haberlos tramitado como tal, conforme a lo previsto en normativa de contratación.

Aun cuando no fueron objeto de recomendación -en el Informe cuyo seguimiento se efectúa-, en cumplimiento de los objetivos horizontales de la fiscalización del Tribunal de Cuentas, la fiscalización ha realizado también verificaciones en relación con la observancia de la normativa de igualdad y de transparencia, incluyéndose conclusiones al efecto en el presente Informe.

Teniendo en consideración el grado de cumplimiento de las recomendaciones realizadas por el Tribunal de Cuentas en el Informe de Fiscalización del Ayuntamiento de Castro Urdiales, ejercicios 2004 y 2005, y a la vista de los cambios acaecidos y de los avances efectuados desde la aprobación de aquél, se han formulado en el presente Informe diversas recomendaciones que han sido actualizadas con el fin de seguir contribuyendo al reforzamiento de la estructura organizativa, los procedimientos y la organización y gestión de los medios personales de la Entidad, de modo que se garantice su adecuado funcionamiento, así como al desarrollo de herramientas y aplicaciones informáticas y a la mejora de la gestión de sus principales áreas de actuación afianzando para ello el ejercicio del control interno. 

El contenido del presente Informe (nº 1.243) puede ser consultado en la página web del Tribunal de Cuentas (www.tcu.es)

 

Más información:

Marisol Gálvez

Directora de Comunicación

T. 91 592 09 95 / M. 649 275 686

marisol.galvez@tcu.es