Escudo Oficina de Prensa


TRIBUNAL DE CUENTAS
OFICINA DE PRENSA

APROBADO EL INFORME DE FISCALIZACIÓN DE LOS INGRESOS DE LA JEFATURA CENTRAL DE TRÁFICO, EJERCICIO 2015

30/07/18

EL TRIBUNAL DE CUENTAS APRUEBA EL INFORME DE FISCALIZACIÓN DE LOS INGRESOS DE LA JEFATURA CENTRAL DE TRÁFICO, EJERCICIO 2015

Madrid, 30 de julio de 2018.- El Pleno del Tribunal de Cuentas ha aprobado el “Informe de fiscalización de los Ingresos de la Jefatura Central de Tráfico, ejercicio 2015”. Esta fiscalización, realizada a iniciativa del Tribunal de Cuentas, ha tenido como objetivos principales la comprobación de la adecuación de la gestión económica y financiera de los ingresos de la Jefatura Central de Tráfico a su sistema contable, la verificación del cumplimiento de la normativa aplicable a la gestión de los ingresos del organismo, y  el seguimiento de las recomendaciones contenidas en los anteriores informes del Tribunal de Cuentas. El periodo de fiscalización ha sido el ejercicio 2015.

El ámbito de la fiscalización está referido a la gestión de los ingresos realizada por la Jefatura Central de Tráfico, organismo autónomo adscrito al Ministerio del Interior.

Tras la realización de la fiscalización, el informe recoge, entre otras, las siguientes conclusiones:

Durante el periodo fiscalizado, los ingresos de la Jefatura Central de Tráfico ascendieron a 918 millones de euros. Como magnitudes principales, 507 millones correspondían a las tasas derivadas de la prestación de servicios y actividades del organismo, y 408 millones de euros a las multas impuestas como consecuencia de infracciones de tráfico.

En  la configuración jurídica del organismo autónomo destaca su falta de creación por ley, la carencia de estatutos que regularan sus órganos de dirección y competencias, y la identificación en la práctica de la Jefatura Central de Tráfico (JCT) con la Dirección General de Tráfico.

Por otra parte, en relación a las cuentas del organismo, la JCT no contabilizó las multas pendientes de cobro. Según la información facilitada por la Jefatura el importe de dichas multas ascendería a 524 millones de euros, si bien el Tribunal de Cuentas no ha podido dar fiabilidad a dicha cifra.

En el ejercicio 2015 se efectuó una transferencia der 376 millones de euros al Tesoro para su utilización en la financiación genérica de los Presupuestos Generales del Estado. A juicio del Tribunal de Cuentas dicha transferencia podría implicar el incumplimiento de las normas que regulan la finalidad de los ingresos de la Jefatura Central de Tráfico, bien por no destinar las tasas a  cubrir el coste de los servicios y actividades a que se refieren, o por no aplicar las multas a  financiar gastos de seguridad vial, prevención de accidentes y atención a las víctimas.

En relación con las tasas, la Jefatura Central de Tráfico no ha aportado análisis de costes que soporten las tarifas aprobadas en términos de cumplimiento del principio de equivalencia establecido en la Ley 8/1989, de 13 de abril, de Tasas y Precios Públicos.

En general, el Tribunal estima suficiente los controles establecidos en la Jefatura Central de Tráfico para la recaudación de las tasas. No obstante, se han puesto manifiesto deficiencias relevantes en el sistema de control de la recaudación de las tasas por anotación del resultado de la inspección técnica de vehículos en el registro de la Dirección general de Tráfico.

La Jefatura Central de Tráfico no ha acreditado de manera suficiente la aplicación del importe recaudado por multas a los gastos legalmente previstos: seguridad vial, prevención de accidentes y ayuda a las víctimas.

Como principales datos de la gestión de expedientes sancionadores en el ejercicio fiscalizado cabe destacar los siguientes: el importe de la deuda a gestionar en el ejercicio ascendió a 1.226 millones de euros, correspondiente a 7 millones de expedientes, el 32% de dicho importe fue recaudado, el 25% se dio de baja por otros motivos y el 43% restante quedaba pendiente de cobro al final del ejercicio 2015.

El Tribunal de Cuentas ha observado algunas deficiencias en el sistema de seguimiento por la Jefatura Central de Tráfico de las multas no cobradas en periodo voluntario, como la falta de actuaciones sobre los expedientes no admitidos por la Agencia Tributaria y la falta de incorporación al sistema informático de gestión de parte de los resultados de la gestión recaudatoria en vía ejecutiva.

En relación con el seguimiento de las recomendaciones contenidas en anteriores informes del Tribunal de Cuentas, el informe pone de manifiesto el incumplimiento de las referidas a la conveniencia de regularizar la situación jurídica de la Jefatura Central de Tráfico, y de mejorar los procedimientos de control de las tasas.

Tras los resultados obtenidos de la fiscalización, el Tribunal de Cuentas formula, entre otras las siguientes recomendaciones:

  • Regular, por norma con rango de ley, la Jefatura Central de Tráfico, delimitando su situación jurídica respecto de la Dirección General de Tráfico.
  • Realizar los estudios de costes necesarios para garantizar la aplicación del principio de equivalencia de las tasas.
  • Establecer procedimientos que permitan evaluar los gastos de seguridad vial, prevención de accidentes y atención a las víctimas, asegurando la aplicación del importe recaudado por las multas a dichos gastos.
  • Mejorar el sistema de control sobre las tasas por anotación del resultado de la inspección técnica de vehículos en el registro de vehículos, a fin de garantizar la exactitud de las liquidaciones presentadas por los concesionarios de las estaciones.

El contenido del presente Informe (nº 1.285) puede ser consultado en la página web del Tribunal de Cuentas (www.tcu.es).


Más información:

Marisol Gálvez

Directora de Comunicación

T. 91 592 09 95 / M. 649 275 686

marisol.galvez@tcu.es